Día 2 “Escribí sobre algo que te haya sucedido hoy”

Esta mañana, mientras desayunábamos en una mesa más grande de lo que necesitamos, en una cocina igual, en una típica villa italiana de la Toscana, me pregunté por qué algunos lugares me inspiran para escribir más que otros, como si hubiera ciertos lugares que hablaran por sí solos y yo simplemente tuviera que estar ahí, para escuchar lo que tienen que decir y ser el medio para que llegue a otras personas, a través de mis palabras. 

Me pregunté por qué hace 17 días que estamos en Bagno a Rípoli, una pequeña comuna italiana ubicada a 8 km de Firenze, sobre colinas que dan una vista de sueños, y todavía no escribí ni un solo texto relacionado con este lugar. 

¿Será porque siento de que este tipo de lugares son tan “conocidos” que hasta quienes no estuvieron acá de algún modo ya los vieron? ¿Será porque me parece que ya está todo dicho y me cuesta encontrar algo que aportar? ¿Será porque no me resultan tan “exóticos”? ¿Será porque por algún motivo que desconozco, no estoy tan conectada con la historia de este lugar y, contra todo pronóstico, estoy más conectada con otros lugares que en teoría me son mucho más lejanos? ¿Será porque el tan conocido sonido de las campanas de alguna iglesia no se compara con el llamado a la oración de las mezquitas que ahora parece haber sido parte de un sueño lejano? ¿Será porque esos 8 km que nos separan de todo contacto con la humanidad se me hacen demasiados y necesito alimentarme mayormente de las ciudades y de la gente para escribir? 

Eso sí, lo que me da el silencio y el ritmo de la vida de campo, es el espacio mental para hacerme este tipo de preguntas (y tantas otras), a las que todavía no les encontré respuesta…


Si quieren leer el texto siguiente, del día 3, hagan click en la imagen de abajo


Y si se perdieron el texto anterior, del día 1, no desesperen (?), pueden leerlo clickeando en la imagen de abajo


Este ejercicio pertenece al desafío de escritura creativa #unmesdeescritura propuesto por @medelelena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *